¿Cómo esterilizar una copa menstrual?

Así que has decidido utilizar una copa menstrual para tu periodo. Una gran elección.

Antes de empezar, hay que tener en cuenta algunas cosas.

En primer lugar: Dado que las copas menstruales son reutilizables, querrás prepararte con las mejores técnicas para limpiar y guardar tu copa.

Vista superior copa menstrual con flores Foto gratis

Lo que puedes y no puedes usar

Utiliza un jabón suave, sin perfume y sin aceite para mantener tu copa menstrual.

Puedes encontrar soluciones de limpieza dedicadas a las copas menstruales, pero si no tienes una, no te preocupes. Puedes utilizar cualquier jabón suave, sin aceite y sin perfume.

Por otro lado, hay algunas cosas de las que deberías mantener alejada tu copa.

Muchos de los productos de limpieza más comunes pueden causar una grave irritación si se utilizan en tu copa.

Evita los siguientes:

  • Jabón antibacteriano
  • Jabón a base de aceite
  • Jabón perfumado
  • Bicarbonato de sodio
  • Lejía
  • Líquido lavavajillas
  • Peróxido de hidrógeno
  • Alcohol para fricciones
  • Vinagre

Limpieza inicial (antes del primer uso)

Es importante preparar la copa antes de su primer uso. Lleva a cabo los siguientes pasos: 

  1. Empieza por lavarte las manos con un jabón suave, sin perfume o neutro.
  2. Lava tu copa con el cepillo limpiador, asegúrate de lavar el borde y los orificios.
  3. Posteriormente esteriliza tu copa de 3 a 4 minutos en el esterilizador de vapor.

Si no cuentas con un esterilizador, recuerda que lo puedes conseguir aquí. O puedes hervir tu copa de 5 a 10 minutos en una olla especial para ese uso.  

 

Comprar


Limpieza diaria

Una vez que hayas preparado con éxito tu copa menstrual, también querrás mantenerla limpia todos los días después de usarla.

La limpieza de la copa elimina las bacterias y la acumulación, y evita las manchas y el olor.

Estés donde estés, deberás lavarte siempre las manos antes y después de introducir la copa.

En casa

Retira la copa y vacía la sangre en el inodoro.

A continuación, aclárala con agua limpia y utiliza un jabón suave, sin aceite ni perfume, para darle una limpieza rápida.

Una vez limpia, puedes volver a introducir la copa.

En un baño público

Si estás fuera de casa mientras tienes la menstruación, puede ser más difícil enjuagar la copa.

Si no puedes enjuagar la copa y utilizar un limpiador seguro, extrae y vacía la copa de forma normal.

A continuación, en lugar de enjuagarla, utiliza un trozo de papel higiénico para limpiar la copa, asegurándote de eliminar cualquier trozo pequeño de papel.

Vuelve a colocar la copa y sigue con tu día.

Recuerda enjuagarla y limpiarla bien cuando llegues a casa.

Durante los viajes o en la naturaleza

En algunas ocasiones, es posible que no estés en un lugar donde el suministro de agua sea seguro.

En este caso, lleva agua embotellada para enjuagar la copa menstrual.

También querrás llevar una versión de tamaño de viaje de tu jabón favorito sin aceite y sin perfume.

Si vas de excursión o de campamento, vierte la sangre en una cisterna (un pequeño agujero en el suelo) como harías con cualquier otro residuo orgánico.

A continuación, utiliza el agua de una botella de agua para enjuagar la taza y límpiala con un pañuelo limpio antes de volver a colocarla.

Si es posible conseguir agua hirviendo, coloca el agua dentro de tu vaso esterilizador con la copa adentro para eliminar cualquier bacteria. 

No te olvides de guardar también la bolsa de almacenamiento para asegurarte de que la copa se mantiene higiénica cuando no se usa.

Mujer sosteniendo una copa menstrual con detalles decorativos de lavanda Foto gratis

Desinfección al final de la menstruación

Para desinfectar la copa una vez finalizada la menstruación, lávala bien y luego esterilízala durante unos minutos.

Una vez esterilizada, apártala para que se enfríe por completo y se seque.

Algunas marcas como Yelio venden vasos desinfectantes que se llenan de agua, se introducen en el microondas con la copa menstrual dentro y se hierven durante 90 segundos.

 

Comprar


Ambos procesos eliminan todas las bacterias para evitar el crecimiento bacteriano antes del siguiente uso.

¿Cómo guardarlas cuando no se usan?

La mayoría de las copas vienen con una bolsa para guardarlas cuando no se usan.

Si la tuya no viene con una, puedes utilizar cualquier bolsa transpirable. Debes asegurarte de proteger la copa de la suciedad y los gérmenes, pero que siga habiendo mucha circulación de aire.

Guarda la bolsa en un lugar frío y seco (como un cajón del tocador) donde la copa pueda secarse adecuadamente antes de su próximo uso.

Copa menstrual en pared blanca alternativa ecológica para mujeres productos de época con espacio de copia Foto Premium

La diferencia entre limpiar y esterilizar

La limpieza diaria de la taza sólo elimina parte de las bacterias superficiales, el olor y la acumulación.

Sin embargo, la esterilización elimina por completo las bacterias y prepara la taza para ser almacenada para la próxima vez que se utilice de nuevo.

Carrito de compra

×